La Máquina a Tiempo

septiembre 13, 2010

Serie The Blue Champagne – 8 Final.

Filed under: Ciencia Ficción,The Blue Champagne — halsivon @ 11:41 pm

La conspiración.

El Grito de Edvard Munch

Imagine por un momento que la detrás de la Palabra Procesada existiese un cerebro perverso, ya fuere humano o no, que vigila sus pasos en pos de cada uno de los bytes que coloca a cada rastro de su relato , y le dice a una base de datos centra la peligrosidad o radicalidad del relato que usted está escribiendo, y un buen día como cualquier hijo de vecino usted recibe en su badeja de correo un caluroso mensaje de navidad programando a su cerebro para que usted se mate.

Varley usa la paranoia giri hacia sus entidades gubernamentalesy su evidente animosidad en contra de la tecnología para reducir el último cuento de la Serie Blue Champagne a un cuento de suspenso y misterio policial, digno de un acartonado rincón de Hollywood. Es más, creo que el tema de la la agencia HAcker puedelotodo que arruina vidas mientras otras se enriquecen ya fue tratado por el mismo Hollywood en el filme La Red de Irwin Winkler protagonizada por  Sandra Bullock. El resultado es a mi parecer , un intento lozano de reunir las moralejas de lso relatos anteriores, especialmente de Alfabeto Humano y La PAlabra no procesada, con un atisbo casi imperceptible  de lo que lograría Simmons al describir las inteligencias artificales del Tecno Nucleo. El ojo de la paranoia y el discurso iconoclasta hacia la tecnología del ordenador, los cables y la red se ve difuso en una historia de amor bien conseguida entre los protagonistas Lisa, una oriental amoral, pero divertida con un ingenio súbito hacia la tecnología y Victor: un veterano de guerra atormentado y gruñón cuyo único pasatiempo es cocinar lo que produce su propio huerto. Entre los asesinatos en serie cometidos por un misterioso agente tras las líneas y los monitores, y los ataques epilépticos secuela de su padecimiento en la guerra, surge un romance emotivo e ilustrado entre dos víctimas del terror. Padece Varley de la no correlación entre los eventos traumáticos de los protagonistas en sus vidas , y la conspiración terrible de la agencia por generar nuevas guerras; supongo que esto obedece a un claro desatino de Varley a la hora de expresar sus emociones en contra del armamentismo, que ya se había hecho patente en el Alfabeto Humano, al cual, incluso , remembra berevemente cuando comienza la investigación de la primera víctima. El mensaje moralista es vago y melifluo, y su proselitismo en contra de  las agencias gubernamentales resulta un insulto a la literatura. No cierra Varley su conjunto de relatos con broche de Oro, sino con una mordaza de opinión desnuda basada en paranoias clásicas de la cultura pop.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: