La Máquina a Tiempo

agosto 23, 2010

Trilogía Hesse 3 – Der Steppenwolf

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 9:27 pm

El Bastón y el Espejo.

Si Demian era el niño, Siddartha el adolescente, El Lobo Estepario es el hombre maduro y adulto mayor: enmohecido, desesperado, y con un creciente autodesprecio quien ve la vida como el resultado de la nada, se encuentra de repente con una joven, la cual es la curiosa remembranza de la diosa andrógina de Demian, quien le enseña de nuevo a vivir y comenzar de nuevo, aún ya para su edad. Es tal la pobre autoestima del estepario, que la narración inicia forzosamente a través de los ojos de su casero, quién a través de cartas y notas dejadas por su inquilino , logra seducir su propia curiosidad para con el personaje, tan sucio en su aspecto personal como en sus ideas preconcebidas para con el mundo. Hesse descubre el secreto de la inmortalidad en su curiosa expiación de la madurez a través de la visión del estepario, ser en un principio hirsuto y anacrónico, quien descubre que ha dejado pasar toda su vida sin haberla vivido siquiera. Su musa , tan imposiblemente femenina al final de la historia como andrógina fue al principio es la metáfora ulterior del renacimiento interior experimentado por el protagonista. La analogía para con el lobo , el más noble de los depredadores. surge en la instrospección del estepario para con su condición: memorable fue su dialogo consigo mismo en el salón de los espejos, una de las mejores escenas que he podido leer en toda mi vida: como un juicio en donde sus reflejos más jóvenes se erigen como jurados jueces y verdugos , el estepario tiende la mano al Emil Sinclair ansioso por el cambio, al Siddartha disciplinado y resuelto, y al Estepario enamorado y jovial, pues el lobo reencarna en cada Luna Llena  a través del amor hacia sus pares, y , en este caso, hacia una mujer especial, la musa que lo lleva hasta el Walpurgis y le otorga sus favores a cambio de la inmortalidad, con lo cual Hesse retoma el tema pagano, y enlaza con Demian y Siddartha el ciclo dhrámico de muertes y reencarnaciones. Esta es la más descarada e ingeniosa de todas las reencarnaciones: la que ocurre aún en vida por un hombre que se muere cuando todavía está en pleno uso de sus facultades. El estepario es el verdadero hombre lobo, pues su transformación , menos grotesca y menos evidente ocurre con La Luna Llena, pero la Luna que mueve las mareas y exalta a las mujeres; sus garras y colmillos son el retorno de la líbido, y del deseo por construir , crear y cautivar ,  su fuerte pelaje es la resistencia a l a edad y a los achaques. Sus ojos, son los ojos de muchas generaciones y la experiencia que se acumula en más de una vida.  Su aullido es el llamado y el reclamo hacia sí mismo, quien desperdiciara su vida y juventud encerrado en el ostracismo que dicta la sociedad y los padres. El Lobo estepario es Demian y Emil, el guardián y el soñador; el Siddartha y Buda, el explorador y el iluminado, es El Lobo Estepario y es el Estepario, que se miran el uno al otro, reconociendose como presa y como depredador el uno al otro.

Trilogía Hesse 2 – Siddharta

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 8:38 pm

El Encuentro con Buda

Siddartha es la novela homenaje al la cultura hindú de Herman Hesse, fruto de su inspirador viaje a la India.  La narración, puesta de manera didàctica, encuentra paralelismos con la vida del Buda histórico, e incluso es posible que el lector neófito mezcle estos personajes debido a la similitud de sus nombres y a sus vidas.  No es Hesse el primero en expresar su admiración por una cultura que se mantiene intacta durante 5000 años, mientras que las culturas occidentales bien pueden contar su herencia cultural y lingüistica en cientos de años. La razón de su admiración es para con las tradiciones fuertemente arraigadas dentro de la vida familiar y social del Hindú , sin llegar a tocar el rígido sistema de castas del brahamanismo.  La búsqueda se Siddartha, el protagonista, comienza por ser espiritual para luego convertirse en mundana, en sentido inverso de lo que cualquier asceta mendicante, y el propio Buda discurrieron. Siddartha, la novela,  es el adolescente de su trilogía a mi manera de ver, debido a la maduración del personaje, de su infantil deseo por perseguir un camino espiritual, y la entrada a la edad adulta ya como padre y esposo, al cual la sociedad le demanda responsabilidades. Por otro lado, la incondicional lealtad de su amigo Govinda, quien es tan leal a Siddartha que , a diferencia de él, jamás abandonó el camino espiritual y eligió unirse Buda y a su peregrinación. Es importante mencionar que el Budismo actualmente no es la religión predominante en la India, ni siquiera es la segunda religión , a pesar del hecho de que nació y se desarrolló en el subcontinente Indio. Esto no era diferente en la época de Hesse, y la razón del cual se pueda sentir tan cercanas las expericncias y las fábulas descritas por Siddartha es la atemporalidad de la cutura hindú y de sus religiones dhármicas, las cuales contemplan el mundo como una rueda de nacimientos y muertes que no se detiene (salvo alcanzando la Iluminación, cosa que consiguió Buda en el primer lugar y por eso se le llama Buda, el Iluminado). Herman Hesse incluso se atreve a reinterpretar y revisar la cultura Hindú, y prueba de que lo logró con cierto éxito se debió sin duda a una profesa investigación e inmersión en la misma: La liberación de las posesiones es tan importante para el brahamanismo y el hinduismo  como para el budismo, testigo de esto es la batalla final de Siddartha al contemplarse así mismo como un mercader próspero, padre y esposo de familia, y no como un líder espiritual. Buda alcanza su propia iliminación, no a través de la meditación y de la introspección, sino a través de amor que profesa  hacia su esposa y sus hijos.

Trilogía Hesse 1 – Demian

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 7:23 pm

El Nacimiento de una Nueva Era.

Cuando leí Demian de Herman Hesse, no pudo sino observar el intenso discurso intimista del autor para con su personaje principal, Emil Sinclair, sin ser autobiográfico, Hesse describe el paso de la niñez  a la adolescencia y, posteriormente, a la edad adulta , como el cambio del mundo. Y no dejaba de tener razón: Estámos hablando del Hesse de la preguerra, con el nazismo en boga y en moda en Alemania. Demian  es un personaje cláramente conceptualizado, andrógino e incluso etéreo, al que el protagonista Sinclair expresa una devoción que va desde la admiración honesta , hasta el amor incluso sexual. No es para menos, Demian posee un rostro no posible en este mundo, al que Sinclair , obseso, inbtenta retratar en repetidas ocasiones.  Demian es, además, el pasaporte al nuevo mundo de Sinclair, lejos de la pobreza intelectual de la sociedad en la que se desenvuelve , como un Nirvana al que hay que llegar dejando a un lado la ignorancia, la banalidad yel apego por lo material, Hesse se adelantaría varios años a la idea que ya rondaba por su cabeza pero que cobró forma definitiva con su Sidharta. En una realidad en donde el bien y el mal no están definidos por posturas ideológicas o teológicas, esta nueva propuesta que Demian, y su madre, diosa última de la fantasía de Sinclair, ofrece, raya en el reconstruccionismo pagano que algo de cuerda le daría al nazismo los bordes duros de su ideología totalitaria y racista. Pienso para mis adentros que Hesse estaba fuera de ello, precisamente por su desprecio hacia su entrono de clase media y a el creciente armamentismo de la Alemania Nazi que le tocó vivir;  mas sin embargo no se puede deleznar la intención de que Demian corresponde no al deseo propide Hesse, sino al de una Alemania destruida, empobrecida, deslegitimada y arrasada por el tratado de Versalles, y que ansiaba más que nada un despertar, que históricamente resultara en el nazismo, es otra historia.

agosto 2, 2010

El Enmascarado Inmortal

Filed under: Ciencia Ficción,Comic — halsivon @ 7:03 pm
Phantom 2040 es una serie de TV , posteriormente adaptada al comic y a otros formatos, que fue un ícono cultural en los años 90, y una serie de culto por varias razones. Entre ellas, por el dibujo de Peter Chung (Aeon Flux, Alexandros), que se adaptaba bastante bien a una humanidad descarnada y abatida por el deterioro ambiental y el uso y abuso de la tecnología. Incluso como una revisión del Phantom clásico de Lee Falk, la serie es un producto sobresaliente en la que se muestran casi todos los clichés clásicos de la distopía futurista, así como del Cyber Punk. La revisión del personaje va incluso más allá, al ligarlo directamente con las historias de aventuras de sus predecesores que le hicieron célebre en los tebeos y las tiras cómicas de los años 30. El personaje está muy bien diseñado, y le hace honor a su legado clásico, sin perder en ningún momento el toque orgánico que sólo Peter Chung otorga a sus animaciones. Los personajes, antagónicos y protagónicos merecen especial mención, debido ante todo a sus particularidades  como seres individuales, ligadas o no , a la aventura del fantasma, quien por primera vez es un proscrito en su mundo,  y a su construcción y desenvolvimiento en escena: El Cyborg deshumanizado por su propia condición, sintiéndose cada vez más màquina y menos hombre; el aborigen perplejo y nostálgico, convertido en maestro  y en precursor de las nuevas especies de Pumas en el mundo; el joven Max, brillante y desquisiado, deshauciado de su propio pasado y con sus odios personales internos dirigidos hacia su madre, incapaz en todo caso de distinguirse así mismo como un ente pensante por  lo que le endilga a su mascota gatuna esa cualidad, y quien ve en el cyborg al padre que nunca tuvo; La policía que se debate en tre el deber y el amor, incompatibles entre si puesto que el objeto de su amor es el objeto de su persecición; la Artificial esclava , deseosa del amor y la libertad humanas, la inteligencia en línea, comerciante de información y datos, cuyo único propósito es el de encontrar a su elusivo creador; el maestro de los Byots, libertador y revolucionario quien desea antes que nada el de liberar a su propia especia de la esclavitud humana. El dramatismo de los personajes es revelado pródigamente por una historia sencilla , pero compleja y sobrecogedora a la vez. En un futuro donde los recursos están casi agotados, la humanidad sobrevive en megaciudades controlados por megacorporaciones quienes hacen uso y aprovechamiento de estos recursos ya agotados; pese a ello, y a pesar de que los ecologistas reniegan de ello, la naturaleza jamás está indefensa y se abre camino a su manera literalmente en el medio de las estructuras metálicas y de concreto. En esta nueva selva, el último Phantom realiza su aparición, un anacronismo de sí mismo en el que nadie cree y hasta encuentran mofa, pero tenazmente peligroso para las intenciones de una corporación liderada por una mujer sádicamente maternal , pero potencialmente paranoica: Máxima.
Por otro lado , existen otras consideraciones relevantes a mencionar: la aparición de la inteligencia artificial como accidente y la adquisición de conciencia por parte de los seres artificiales de la trama, los Byots, merece especial relevancia; su adquisición de conciencia es más espontánea e incluso orgánica que la de los propios seres humanos. Por otro lado, el separatismo expreso de las colonias Lunares, quiénes entran en el drama a través de un personajillo bizarro y radical, da muestras de como la ciencia ficción es sólo el reflejo de nuestro mundo real a través de las metáforas tecnológicas.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.