La Máquina a Tiempo

mayo 31, 2010

El Lado Cristalino de la Realidad

Filed under: Ciencia Ficción,Cine,Comic,Manga y Anime — halsivon @ 4:46 pm

Paprika es un film animado japonés del director Satoshi Kon basado en la novela de Yasutaka Tsutsui, así como también es el nombre de la protagonista, que en realidad no existe. Es un programa diseñado para la guía terapeútica de sueños a través de un dispositivo revolucionario y polémico denominado DC MIni, el cual permite la monitorización de los sueños y el subconciente para propósitos psicológicos y psiquiátricos. El personaje como tal es así misma la representación divertida y extrovertida de una fría y académica doctora , Chiba, encargada de proveer dicha ayuda. Lejos de la representación alegre y optimista del personaje, incluso con visos de heroína clásica, Paprika desarrolla una personalidad propia y atrevida que choca fuertemente con el genio de su creadora, a la que tanto recrimina por su ostracismo. Por lo demás, y como todo dispositivo aún no regulado por un departamento de sanidad, el DC Mini se sale de control a través de la intervención de manos y mentes inescrupulosas, quiénes encuentran en tal aparato la manera efectiva de llevar el mundo de los sueños al de la realidad. Esto es relevante, ya que la estructura de la realidad y la estructura del mundo de los sueños son presentados como universos paralelos, e incluso intercambiables. Cabe mencionar que Paprika es al mismo tiempo, heroína, protegida y antagonista, en su deseo personal, no de que su creadora Chiba, no de liberar más extroversión dentro de su personalidad , sino incluso el deseo de reemplazarla en el mundo humano. Además la existencia de las diferentes líneas argumentales, uan de las cuales literalmente discurre en forma de un carnaval de objetos inanimados, criaturas antropomorfizadas e íconos religiosos y populares. Esta imagen es importante, ya que de principio a fin, el carnaval es el eje sobre el que giran todas las historias alternativas (curiosamente, el carnaval es el sueño del personaje que menos aparace en la historia). La otra historia que me parece mencionar importante, es la del detective Toshimi Konakawa, quien es a mi juicio, el protagonista junto a PAprika en lugar del obeso genio infantiloide de Tokita ( el inventor del dispositivo DC MIni). Su historia se trata del evidente elemento dramático del argumento, un trauma personal ligado a un deseo juvenil compartido con su mejor amigo, quien en el mundo de los sueños adquiere la forma ingeniosa de un cortometraje policiaco sin fin, en donde la víctima se comvierte en victimario, la huida del criminal se convierte en la culpa del policía que le persigue, en un evidente homenaje a las artes cinematográficas (lo cual también es puesto de patente en el hecho del uso de clichés fílmicos para la épica escapatoria de Paprika de sus enemigos, así como en la puesta en escena de los elementos constitutivos del cine como parodia a filmes como La Rosa Púrpura del Cairo , de Woody Allen, en done la realidad y el cine se muestran , e incluso se enfrentan cara a cara por disputarse la preferencia del ser humano por la realidad, así esta sea ficticia). La animación del filme es decente y sin grandes efectos o ambiciones, destacando el detallismo y la fluidez de la animación en escenas como las del carnaval donde la cantidad de personajes animados y mostrados es relativamente enorme, así como el uso del color, más estruturado y con más texturas en el mundo de los sueños que en la fría y lluviosa realidad. El uso de la morfogénesis, en elementos orgánicos o inorgánicos es es relevante, especialmente en los elementos inanimados (como el refrigerador que camina en dos patas por ejemplo), o en la pantalla de cine que se curva debido a la presión física ejercida por el detective Konakawa; pero donde es puesta de facto es en la escena en donde el Doctor Osanai aprisiona a Paprika cual si ella fuese una mariposa dispuesta a disecar.  Paprika y no Chiba, su alter ego, es la crisálida de donde emerge la tierna y hermosa Chiba, trastocándose por completo el papel engendrador de la una sobre la otra. Y es que al final, se hace posible demostrar que el mundo de los sueños genera nuestra realidad a través de cristales llamados personas, y que sólo somos el producto del mundo de los sueños.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: