La Máquina a Tiempo

mayo 14, 2010

Con la Sartén en la Mano.

Filed under: Comic,Serie Unbinded — halsivon @ 5:31 pm

Witchblade es un comic de segunda línea de la “independiente” Top Cow Productions, y distribuido y comercializado por Imagine, la misma editorial creadora del mediocre Spawn. Relata las aventuras de una serie de heroínas que son poseídas por un artefacto metálico que les confiere habilidades extraordinarias. El artefacto, a manera de guante, es un híbrido sentiente entre lo metálico y lo orgánico, y reacciona como un simbionte con la mente de su portadora. Imagine es una de esa editoriales que carece de conceptos creativos realmente evidentes en mi opinión, tanto en el entorno gráfico como en los argumentos. Witchblade hace honor a este legado convirtiendose en la spawn femenina (lo cual sólo destaca el poco aservo creativo de los diseñadores de Imagine) , al darle al guante exactamente las mismas propiedades que la necro-armadura de Spawn. Por lo demás , el dibujo: simple, de texturas y colores pobres, intenta crear el efecto de grandilocuencia con elementos harto clichés en un manejo desordenado y burdo de viñetas que entorpecen en el mejor de los casos el desarrollo de la historia. Las portadoras del guante no pudieron ser más iconoclastas: witchblade se manifiesta como el comic profeminista de Imagine al otorgarle el guante a célebres heroínas de la historia humana, como Juana de Arco o Cleopatra (me sorprendió que no se lo hubiesen dado a Simone de Beauvoiro a Frida Kalho o a George Simmon, pero estas 3 últimas carecen de la belleza y voluptuosidad de las dueñas promedio del guante). Las 3 protagonistas que cubren la mayor parte del arco argumental de witchblade son arquetipos del mundo policiaco de los años 90: una detective privada, una policía y la sobrina de una de las dos anteriores. Los enemigos, como no, tenían que ser hombres, los cuales gracias al pobre talento para la construcción de los personajes que muestra Imagine (esto incluye a las portadoras), son vistos como bstias, burdos, planos y sin gracia. Witchblade sale triunfadora por la salobre capacidad del guante de compenetrarse mejor con mentes femeninas que con las masculinas. La erotización de los personajes es la clara muestra de que la idea de witchblade es todo menos original: La idea del artefacto puedelotodo otorgador de poder a una fémina atractiva fue cosechada gracias a la miniserie de anime Agent Aika de Katsuhiko Nishijima. Gracias a este singular antecesor, Witchblade está más que dispuesta a pasearse semidesnuda sólo con su guante moliendo a golpes a sus enemigos hombres. Pero la serie tiene su fanaticada, prueba de esto es que hay actualmente 3 adaptaciones diferentes, una para televisión producida por el canal de filmes TNT  (que es tan mala que no duro sino una temporada),  una para cine dirigida por Michael Rymer ( el mismo que dirigó varios episodios de la nueva serie de TV de BAttlestar Galactica) la cual se va a estrenar próximamente y tenía como protagonista a Jessica Alba, pero se ha cambiado por la sex symbol Megan Fox, lo cual favorece gracias a su cuerpo el componente erótico que fue tajantemente ignorado en la serie de TV; y una serie de anime (la cual pertenece al género Gor, de violencia extrema según los estándares  de censura japoneses). A pesar de los esfuerzos de los dibujantes, Witchblade pretendía ser el émulo femenino de Imagine para lo que es en DC Wonder woman , o en Marvel Jean Grey: la heroína independiente y segura de si misma, ícono de las feministas en el mundillo del cómic, termina siendo la versión femenina y tosca de Spawn. Existe cero construcción de personajes: la portadora que más es relatada, Sara Pezzini, una detective policiaca, es tan poco eficiente que ni para detective sirve (los casos policiacos en los que se ve involucrada practicamente le llueven, ya que siempre se encuentra involucrada gracias a una amiga o familiar, sospechosamente). Además del evidente enaltecimiento al feminismo, escudado  en las pobres líneas del dibujo en donde la esquelética Witchblade, adicionalmente se establece de manera explícita que la condición femenina de Witchblade le es arrebatada a gusto, sólo por la obtención del poder. De manera escueta: witchblade no pude ser ni madre, ni esposa, por el simple hecho de que el Guante impide la aproximación de cualquier objeto extraño que se acercque a witchblade,independientemente de que este objeto sea un amano dispuesta a acariciar, o un hombre dispuesto a abrazar ( me horrorizo en pensar lo que haría el dispositivo ante la posibilidad del contacto sexual). ElGuante incluso posee más personaliad que las portadoras y más simbolismo, además de ser un artefacto claramente masculino en cuanto a su diseño y propósitos,por no hablar de su estética: al fin y al cabo ,  después de tanto halago al comic feminista, en alguna parte la heroína necesita del hombre, ya sea tácita o contextualmente como en el Guante usado por Witchblade.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: