La Máquina a Tiempo

mayo 7, 2010

La Especie Una

Filed under: Ciencia Ficción,General — halsivon @ 11:01 pm

En este curioso artículo,  la  escritora y periodista Jessica Valenti asegura que el futuro del feminismo ha sido condenado por las mismas feministas , y que,  preocupadas por reparar el daño, se apresuran a prohibir artículos pertenecientes a la sub-cultura de la pornografia,  los jueguetes eróticos y sexuales, así como demás fetiches, entre los que están Las Muñecas Reales. Dichas Muñecas aseguran las feministas son “La clara puesta de la mujer como objeto”. Por Primera vez estoy de acuerdo para con esas radicales,  pues son , ni más ni menos eso: Objetos que representan mujeres. Japón es el país que en el mundo está más adelantado en la industria de estos curiosos artículos, lo cual no deja de ser preocupante, ya que estamos hablando del país del mundo con mayor adelanto en robótica , electrónica y sistemas de control. La periodista profetiza que no sólo las feministas , sino las mujeres en general, serían reemplazadas por androides descendientes de la cruza entre Asimo y las Real Doll, lo cual se puso de manifiesto con parodia en el capítulo “I Dated a Robot” de la tercera temporada de Futurama, en donde Fry se enamora de una fembot que luce exactamente igualque Lucy Liu. En dicho eposodio hay un interesante documental explicando el porqué los humanos y los robots no pueden hacer parejas y las consecuencia para la civilización y la especie humana de dicho comportamiento. Siempre he dicho que las feministas , aparte de padecer de una envidia ponzoñosa para con el género masculino, tampoco desean que este desaparezca , pues las dejaría sin oficio, aunque bastante oficio hay en los hogares, para que ellas puedan entretenerse. Los japoneses tienen ya bastante material al respecto: Nuku Nuku, Peach Girl, Perfect Girl, Angel 9, Saber Marionette y un sin fin de series en donde la protagonista es una androide con cualidades como la sencillez, la candidez, la suavidad y docilidad en perfecta armonía con sus evidentes atributos físicos enamora al protagonista. Los hombres japoneses no son los primeros hombres inconformes con esta sociedad profeminista, o de lo contrario, las Real Doll no exisitirían. Ciertamente la pregunta que hacía la actriz Janeane Garofalo a Michael Lehmann en el filme “La Verdad acerca de Perros y Gatos”: ¿con quién preferirías quedar abandonado en una isla: con una mujer interesante o con una chica playboy? tiene su encanto y tradición; me temo que la respuesta a ese interrogante es más simple de lo que parece: con las dos. Existe la Mujer Ideal, y Existe la Mujer real. Casi todos los hombres heterosexuales fantaseamos con una modelo , actriz o cantante, lo que no significa que queramos que sea la mujer de nuestras vidas, la madre de nuestros hijos o la esposa que nos espera en casa. Sencillamente vemos en ella mucho de lo que queríamos en la mujer ideal (que no existe, es una falacia de la imaginación proporcionada por los medios) aterrizado en un ser humano de carne y hueso, cuyos valores , principios y pensamientos nos cambian la vida. Jamás nos casaríamos con la mujer ideal por el sencillo principio que dejaría de serlo en cuanto entrara a satisfacer nuestras fantasías, de la misma manera que un católico no espera entrar al cielo, no sin antes habérselo ganado. Las feministas desean acabar con la raza humana, prueba de ello son sus aburridas, pero torridas y preocupantes consignas en contra del matrimonio, en pro del aborto, y en el enaltecimiento a la misandría y al complejo y menoscabo de los hombres. La periodista sospecha, como no, que el activismo mostrado en contra de los fetiches sexuales para hombres (¿no es curioso que no pronuncien ni una sola palabra en contra de los consoladores y vibradores?) , es para que los hombres desvíen su atención sexual e incluso, emocional, hacia émulos de mujeres , con lo que supondría la independencia masculina del género femenino, algo que las feministas jamás estarían dispuestas a tolerar (De ahí su la base de su arrogancia, pues su “lucha” esta supuestamente basada en la independencia económica, emocional y social de los hombres en pro de la “igualdad”, mas a los hombres no nos dan ni una sola concesión).

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: