La Máquina a Tiempo

abril 30, 2010

No, ¿Y Usted?

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 8:37 pm

Genly Ai es un afrodescendiente protagonista de la célebre novela “La Mano Izquierda de la OScuridad”, de la escritora Ursula K. Legui. El nombre del libro obedece a un bello poema, relatado en el interior del libro , que es una narración paralela de las experiencias del moreno Genly en Gueden, un mundo Invernal habitado por humanoides Andróginos y asexuados. La Narrativa de este libro es sobresaliente y cautivadora. A través de los intentos de Genly, como embajador del mítico y respetable Ecumen, para establecer relaciones comerciales y diplomáticas con el curioso mundo. La óptica de Leguin le hace llevar el universo interno de los guedenianos aún más lejos, incluso alejándoos en ciertos aspectos del comportamiento humano. Estraven , el/la compañer@ de Genly advierte de la corrupción de la  casta política a la que Genly pretende convencer, así como de una inminente guerra en el planeta. El moreno inmigrante, alejado de la seguridad de su condición diplomática se ve arrastrado a un viaje por el cruel medio ambiente de Gueden, acompañado por Estraven. En este viaje, Ai se despoja de todas las ataduras humanas concernientes a la sexualidad, al género y a las actitudes derivadas del mismo. No fue Leguin la primera en mencionar que los ángeles carecen de sexo, y de paso los comportamientos de los guedenianos, que son el oximorón de toda feminista empecinada con destruir el dimorfismo sexual humano, son dignos en todo caso de condición sobrehumana. El Ecumen no pudo estar más lejos del protagonista como en este libro, al cual se le refiere en pocas ocasiones y en las cuales el propio Genly admite no reconocer bien a la honorable institución a pesar de sus buenos propósitos. Si acaso la hermandad de los mundos no es reconocida por los líderes guedenianos o sus kemerantes (amantes oficiales) , en la tundra congelada, muriéndose de hambre y de frío con la sola compañía de Estraven , el Ecumen suena como una broma absurda; incluso, como una amenaza para la independencia e identidad de los mundos, que, en caso de Gueden , podría ser definitiva ( ya que los demás mundos del Ecumén tienes especies humanoides de dos sexos) . La liberación de Ai de la aborrecida dualidad de la especie human se torna de manifiesto en la atracción que siente hacia Estraven , en primer caso, y en segundo al no reconocer físicamente a una humanidad dividida por dos sexos , cerca del final del libro. La Utopía Asexual de Leguin adquiere forma terrestre cuando las naciones se enfrentan entre sí por un estúpido diferendo fronterizo. Si acaso es que la guerra sólo la hacen los hombres, los hermafroditas de Gueden hacen un amplio despliegue de ella, como si ni la humanidad liberada de las cadenas de los sexos pudiese siquiera concebir una forma diferente de resolver los conflictos internos. A este y otros apartes, la pregunta que se hace es: ¿Acaso los guedenianos son tan diferentes a nosotros? ¿No existe ese yo femenino interno en todo hombre, y ese masculino interno en toda mujer? ¿No tienes una mujer en tu interior que guía con suavidad y paciencia esos irracionales y agresivos sentimientos del macho de la especie?. Que yo sepa: No , ¿y usted , señora LeGuin? Esa es una pregunta que me hubiera gustado abordarle si alguna vez tuviese la oportunidad de conocer a tan prolífica y talentosa escritora norteamericana. No es una respuesta irracional, puesto que los hombres y las mujeres estamos en capacidad de expresar los mismos sentimientos, aunque de maneras diferentes; y esto obedece a razones biológicas y fisiológicas, después de todo, somos la evolución de muchas especies que establecieron  la diferencia de sexo como ventaja evolutiva, y no una desventajam a pesar de lo que dicen algunas feministas. Lo de la dismorfia sexual también es una ventaja evolutiva. No es un capricho de un Dios machista que condenara a las mujeres al exilio o las culpase del pecado original. Pero, sería interesante realizar el experimento: pongase a  algunos seres humanos en un ambiente gélido durante unos 10000 años para ver si se vuelven hermafroditas con el tiempo. Lo que pasa es que este experimento ya ocurrió y con creces: durante la última era glacial , los seres humanos tuvieron el medio ambiente de Gueden por más tiempo que este, y fue precisamente la división de los sexos en el trabajo, la dismorfia sexual de la que tanto se mofa y condena  LeGuin y otras feministas, lo que garantizó el éxito de la especie sobre otras , como por ejemplo, los Neanderthales (se ha comprobado a tarvés de lso fósiles que la no división de lso sexos en el trabajo por parte de estos otros tipos de humanos, fue uno de los pasos que condujeron hacia su extinción final); que los descendientes de estos primeros homo sapiens, (con toda razón llamarlos “primitivos”) , pudieran prevalecer y dar paso a sociedades más uniformes , avanzadas, experimentadas, que desarrollaran comunidades, lenguajes y escrituras que le permitieran a seres humanos como Ursula K. Leguin preguntarse si esta situación (la de la división del trabajo , y de paso, de los sexos) estaba del  todo bien y  poder escribir , con la ayuda de la imprenta ( que fue inventada por un hombre), el idioma inglés ( perfeccionado a través de la literatura inglesa, mayorotariamente escrita por hombres) , el acceso a un título proveniente de una Universidad (creada por hombres, con contenidos curriculares y programas de estudio en su mayoría diseñados por hombres), que le daría todo el poder intelectual, semiótico , lingüistico y en demás recursos, para escribir una novela en donde la masculinidad no sólo es puesta en duda sino menoscabada a través de un creciente sentimiento de inferioridad engendrado para si mismo por parte de Genly Ai hacia su propia condición masculina.

abril 27, 2010

Un Mundo de Fantasía

Filed under: Ciencia Ficción,Cine — halsivon @ 9:19 pm

En la pantalla, la nieve era el complemento  perfecto de los uniformes albos de las niñas, las cuales corrían alegremente por este paisaje  gris, circunscripto e infinito. Innocence es un filme de la directora Lucile Hadzihalilovic, basado en el libro “The Corporeal Education of Girls”, del escritor Frank Wedekind. Narra las sucesivas historias-etapas de la niñez femenina, en un curioso, misterioso y hasta enajenate internado que se nos antoja ubicado en Europa,m para niñas, prepubescentes y apreadolescentes. Cada etapa en el crecimiento de las infantes es marcada por la historia particular de cada chiquilla, así como de los listones que llevan en el cabello y que marcan su progreso. El argumento contiene ciertas remimiscencias y cierto erotismo pródigo que podrían condenar el filme como pederasta. Pero la directora es brillante y desenmascara sus intenciones con una propuesta visual fría, pausada y sútil. El filme es para pederastas tanto como si, como si no; pues en primer lugar no hay que ser uno para ver o tolerar el filme, y segundo, por la intención: no se es pederasta o pedófilo sólo por ver a una alegres muchachitas corriendo semidesnudas o con interesantes rutinas de coreografía de ballet que es mostrada a un público oscuro a menos de que esa sea el propósito de quién lo ve. Se engaña quien ve en este filme el enaltecimiento de tal perversión; el filme es un digno producto de la ciencia ficción: estamos presenciando una aldea utópica en donde las niñas son cuidadosamente educadas en biología, danza y maneras femeninas con un propósito ulterior que sólo se adivina al final del filme. Las niñas son cultivadas, acariciadas con el manto de la femeneidad sin que estas reparen en el propósito de dichas esneñanzas, pero que sólo adivinan cuando llegan a la adolescencia. La diferencia clara para con mi anterior post sobre Strawberry panic, reside en que las niñas están siendo entrenadas para ser buenas madres y esposas. Incluso hay una (Bianca) que llega a experimentar el amor heterosexual, sin saber cómo ni hacia quién. Las etapas de las niñas, desde su nacimiento hasta su muerte son de vital inportancia para la narración, y los sucesivos cambios que experimentan en muy pocos años del tiempo. El deseo de libertad sólo es conjeturado a tarvés Iris, quien escapa del internado y de la cual nunca más se vuelve a saber. Por lo demás, la “libertad” es ampliamente censurada por la directora del filme, a través del universo altamente controlado y taciturno del internado. El ambiente exclusivo y selecto en el que las alumnas viven y conviven se hace patente en el hecho de que son muy pocas las que consiguen su “graduación” final, con la entrega simbólica de los listones a las niñas que les suceden. La directora realiza unos conmovedores, pero breves apartes de metáfora visual: el reloj que señala la puerta hacia el mundo exterior, el cajón (a manera de féretro)  en el que las niñas llegan al mundo de Innocense procedentes de ninguna parte. La danza de las hadas , curiosamente sexual, inequivocamente efectuada como preparación física para el coito (es asombroso que la educación en danza que reciben las niñas enaltezca el fortalecimiento de la pelvis y las caderas, y esto se hace patente a través del espectáculo de las hadas); el mismo público y el paraninfo que asemejan una sala de cine modesta en la que los pervertidos espectadores que disfrutan de tal espectáculo. La sociedad es utópica y jamás contada , pero demostrada a través de la educación de las niñas. Queda de manifiesto el desarrollo de la utopía en cuanto estas, a través de un tren subterráneo y secreto , símbolo de las inquietudes adolsceentes y de la ignoranacia acerca del porvenir, depara hacia el mundo exterior: un mundo soleado, cálido , hedónistico y lujurioso, las niñas han sido preparadas para esto y en su subconciente albergan la esperanza de conquistar al macho de la especie, quién está dispuesto, esperando en un curioso ritual de cortejo que termina con la inocencia y con el filme.

abril 23, 2010

Un Mundo de Ciencia Ficción.

Filed under: Manga y Anime — halsivon @ 6:21 pm

Cuando lees ciencia ficción, te acostumbras tarde o temprano a comulgar mentalmente con el mundo que el autor te presenta, ya sea visual o narrativamente (o en algunos casos musicalmente), en algunos casos y dependiendo de la narativa, el resultado es sobrecogedor aun cuando el mundo que te describen es terrible ( me sucedió en Los Desposeídos de Ursula K. Leguin). El Colegio de Strawberry Panic es el único universo alternativo que me ha producido muchas emociones encontradas: desazón, paranoia, cierto atisbo de regresión infinita, y un vistazo pequeño pero tenaz hacia la eternidad. Para quien no se haya enterado de lo que es esta serie, o del manga , Strwaerry Panic es uno los intentos más sobresalientes dentro del mundillo o subgénero del Bishoujo Ai, el más rosado y empalagoso de todos los productos de la industria del manga japonés. Es tan rosado, que la presencia masculina es radicalmente suprimida, y sólo es visible a través de la masculinización de dos de las protagonistas. El colegio, que en realidad son 3, es un internado para chicas que adolece de contacto absoluto con el mundo exterior. Tal es el efecto, que en onasiones se tiene la sensación de que el instituo está asentado en un asteriode solitario que flota en caida libre por el espacio. El manga correspondió a una serie independiente de relatos , más o menos conectados entre si cuyo argumento aparente era el amor entre chicas, que tomaron forma de historia en el anime de 24 capítulos. Mas , y para corresponder un poco a las lesbianas fanáticas del mismo, Strawberry panic, a pesar de su simpleza, de lo romántico y épico de sus historias, es una hisotria de ciencia ficción. ¿Por qué? no es por que yo no crea posible el amor entre chicas, pero si la óptica no me falla, en el mundo de strawberry panic los hombres están extintos. La dismorfia sexual humana es compensada con la masculinización de los dos personajes conquistadores, Shizuma y Amane, en contraposición con las conquistadas, la tierna Hikari y el personje principal: Nagisa. La rival por el amor de Nagisa, que es la contraparte figurativa de la propia Nagisa, es Tamao, quien es descartada como contendora seria desde el primer capítulo, debido precisamente a la dismorfia sexual.   Para los autores del anime , Tamao no es una rival a consideración por el simple hecho de que no fue masculinazda como Shizumi ( es decir , carece del rol protector hacia la débil Nagisa). Por lo demás, la historia , que para algunos se puede tornar tediosa, repetitiva, discurrente, lenta, parsimoniosa y sútil , es en si un homenaje a lo nippon del género femenino: la manera de presentar la historia es tan suave como una caricia femenina. Por lo demás, no se advierte el continuo, pero progresivo intento de crear una historia eterna. Resulta que en este curioso universo, las alumnas mayores no se gradúan, el tiempo es perfecto , el paso de las estaciones es sólo correspondido por los cambios en los uniformes en las chicas y uno que otro festival en honor de la estación en si, pero la historia es interminable. Esto se hace patente durante los créditos del “final”, en donde la historia vuelve a comenzar en un ciclo (Nagisa , después de un años de permanencia en el instituo no ha terminado de llegar y aún no se decide entre Shizumi y Tamao). Ciertamente no había visto tal manejo del tiempo inconcluso desde el film de culto para pederastas Innocence de Lucile Hadzihalilovic. No sólo el tiempo es incluncluso, sino la historia en si misma, lo cual no es novedad en la industria japonesa: pasan 24 episodios y en realidad no ha pado nada, pero es que en Strawberry panic esto no sólo es categórico, es adrede. Puedo suponer que los autores quisieron hacer mofa de esto en particular. ¿Se engañan las lesbianas que encuentran en este producto su paraíso perdido? Yo pienso que si, aunque no soy lesbiana para asegurarlo, debido precisamente a que las relaciones entre mujeres no son proscritas en ningúna parte, ni siquiera por las directavias o profesoras del instituto; eso de salir del closet no tiene sentido en Strawberry panic; en Strawberry panic lo único que carece de sentido, aparte de la linealidad del tiempo, es el amor heterosexual, sencillamente por que ninguna de estas adorables y acomplejadas adolescentes no saben lo que es un hombre. También esta el amor homosexual, que es una expresión en definitiva en pro de lalibertad de expresión, choca consistentemente con la filosofía represiva del instituo, filosofía que es puesta de manifiesto de una manera tibia, pero tenaz, como el nadador del oceano que por más que nade sabe que el oceano lo posee y no a la inversa, lo cual no le impide disfrutar del agua. El instituo no es una carcel del mismo modo en que el planeta Tierra no es una prisión, porque sencillamente es el único mundo que conocen los personajes. La expresión máxima de la negación por el mundo real , vale decir, el mundo donde hombres y mujeres copulan entre si para engendrar nuevas crías de la especie, se pone de manifiesto en el hecho de que Strwaberry panic niega que las chicas algún día vayan a salir del instituto, de ahí la paranoia que genera la serie. El mundo no desea que las chicas alcancen el grado, por que eso significaría madurez  (si acaso el anime pudiera considerar las actitudes homosexuales como una falta de madurez), significaría que el sueño lésbico , idílico y perfecto, sería brutalmente reemplazado por una vida, una familia, unos niños, hombres. Por eso es que la historia onerosa y descaradamente vuelve a su comienzo en un ciclo infinito, ya que de otra manera, la estética lésbica se perdería.

abril 20, 2010

Teenage Mutant Ninja Korean’s Sewer Host

Filed under: Cine — halsivon @ 11:59 pm

Tal vez muchos de nostros hayamos visto durante nuestras vidas un filme de terror barato de la Serie B: Zombies, monstruosidades , mutantes con ingeniosos maquillajes y constructos (ingeniosos por lo de hacer tales efectos con un bajísimo presupuesto) bien pudieron ser la inspiración para el Filme the Host del director  Bong Joon-ho; pese a esto es pertinentemente injusto catalogar este filme como uno más de monstruos, posiblemente hubiera sido así si algún genio giri se le hubiese ocurrido hacerlo , mas el filme tien bastantes propuestas narrativas e innovadoras que tienen mérito. La presencia de la criatura es imponente. El esmero de su diseño es directamente proprocional a los pocos planos en los que la cámara la enfoca directamente. Su aparición no pudo ser menos espectacular y brindan los posibles mejores 10 minutos de acción de toda la historia del cine asiático. Por lo demás, el antiamericanismo descarado de este filme es peculiar, no había visto tal mofa, tal estigmatización del componente nortamericano desde Stinky Bomb, cortometraje incluído en Memories de Katsuhiro Otomo. Tal es la aversión por lo americano que el filme incluso fue aplaudido en Corea del Norte, enemiga histórica de la patria del director. A diferencia de otros filmes de monstruos, el mutante no es el eje de la historia, sino la unidad familiar de los protagonistas, quiénes brindan el elemento cómico a sus torpes, pero decididos intentos de lidiar con la criatura y permanecer unidos al mismo tiempo. El monstruo no deja de guardar similitudes con muchas criaturas de la cultura pop: vive en el drenaje , mutante por la irresponsabilidad antropogénica (olvide acaso mencionar el elemento progre-ecológico del filme, pero es que en el filme los surcoreanos no tienen un Rio contaminado, sino que tienen norteamericanos que contaminan su rio); la criatura carece de personalidad evidente y sólo la repulsión que causa y sus intrínsecas motivaciones le añaden estructura terrorífica a sus ya acrobáticas apariciones. La manera de realizar los cuadros de cámara es brillante, la criatura jamás aparece en primer plano, dando la sensación al espectador de que se le está observando por el rabillo del ojo, además de agregar la sopresa y adicionar dimensión realista a la espantosa bestia. Cabe mencionar que la criatura es  un contrahecho: anfibia, una mezcla entre pez, renacuajo, calamar,  e insecto (es curioso que carezca de dientes) por lo que ninguna de sus víctimas  aparece hecha pedazos (otra innovación al género). Los otros que salen muy mal parados son las autoridades sanitarias y castrenses surcoreanas, las cuáles comparten el patetismo cómico del oriental disciplinado a una causa y un gobierno.

abril 19, 2010

El Destructor de la Magia

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 4:52 pm

La Esperanza del Venado es una novela sencilla y modesta del escritor Orson Scott Card, el mismo del célebre Ender. Me refiero acaso a la candidez de la novela debido a que el autor , desde mi punto de vista, no alberga grandes ambiciones con la historia o su difusión, mas la novela no deja de ser encantadora en muchos aspectos: su narrativa, su construcción, su estructura y  la creación de sus personajes , así como en el propósito para con un tema derivado de la fantasía heroica y siempre teniendo presente elaborar un tema diferente para lo que es un cliché en el mundo de la fantasía (Card ya lo había hecho en Ender para con la ciencia ficción). La novela tiene una característica narrativa singular: el uso de epístolas , algunas breves y otras más complejas , describen la historia desde diversas escenas muy íntimas por parte de un relator invisible , pero presencial y personal al mismo tiempo . Acuso acaso de la característica altamente intimista del narrador, quien relata las historias como si estuviera acunando a un bebé en brazos y cantándole canciones de cuna. Por otra parte está el argumento y el universo como tal descrito y la mitología introducida en él son sofisticados, son  sórdidos,  pero con posiciones claras en cuanto a la magia, la realeza, la política y las deidades. Existe para mi cierto debate interno en cuanto aclarar de quién realmente es el protagonista de la historia. A diferencia de Ender, la historia se centra por momentos en diferentes personajes, en donde resalto la participación del reyecito o el carniseco, Orem, quién le da título a este comentario. El personaje es la clara antítesis ( dentro del universo de la fantasía heroica) del héroe puedelotodo: delgado, escuálido, altamente emocional incluso patético y objeto de mofa; no tiene poderes, se los come, y esto, sumado a su constante curiosidad, enaltecen su condición como eje de la obra y eje de la caída de la reina. La Reina Belleza, quién es la metáfora de todas las vilezas femeninas: sólo cumple su papel real con el claro y asiduo propósito de hacer daño y de consumar venganza y de humillar y menoscabar a cuanto personaje se cruza por su camino, tiene el mérito de haber despojado de divinidad a dioses y mortales por igual , y de tejer un manto sobre la realidad con el cual sumir en la ocuridad, pero al mismo tiempo ser alertada de los ataques de su repudiado esposo. Card tiene la característica escatológica de dotar a la ciudad ( protagonista y escenario de la historia) de personalidad y de un vacío místico a pesar de la evidente corrupción y desasosiego en el que la Reina ha sumido el entramado. El autor también hace mofa de los poderosos y sobre todo del poder: el gran guerrero y oficial convertido en un anciano debilucho y cutre; la hermosa y bienamada doncella transformada en una anciana gotosa y leporina; el gran mago convertido en bufón de corte , un cuasimodo deforme con frases incoherentes pero ingeniosas. Pero el gran salto a la iconoclastía es cometido contra las propias deidades del mundo del Venado: el Dios pordiosero y desdentado, las deidades femeninas prostituidas y exhibidas como curiosidades de feria. El propósito de Card es el de utilizar la fantasía precisamente para derribar los paradigmas humanos de la superioridad física, moral o material mas que en presentar una lucha de poderes o voluntades. El venado es representado en muchos esquemas, algunas veces no de manera figurativa o física,  sino como el símbolo de la persistencia , de los buenos sentimientos y de la tenacidad del carniseco y del Rey, así como la paciencia , el estoicismo y la resignación de las víctimas de la Reina.

abril 6, 2010

La Embajadora Diana

Filed under: Comic,Serie Unbinded — halsivon @ 8:54 pm


¿Por qué todas las amazonas de Themyscira visten de blanco? Por que de lo contrario la mujer maravilla no podría lucir su americanísimo uniforme de combate. Mas sin embargo, la -únicamente- femenina sociedad de las amazonas de donde proviene este célebbre personaje de DC comics, quién, junto a Superman y Batman constituyen los 3 líderes indiscutibles de la liga de la justicia, el blanco es sinónimo, o, de la casta pureza e inmaculada determinación de las amazonas, o de la falta de imaginación de los dibujantes para con un repertorio griego. La princesa Diana, tuvo sus orígenes en la segunda guerra mundial, de la mano de un aficionado a la sub cultura del sado masóquismo, incluso se pensó en un principio en asignar a Diana el papel de la secretaria de la liga de la justicia. De la famosa trinidad, Diana es sin duda el personaje más extraño de los 3 DC’s: Superman, ejemplar y canónico; Batman, vengador y justiciero; pero Wonder Woman es sin duda una rareza que pasa desapercibida debido a su popularidad dentro del ghetto del comic, e incluso del imaginario común. Al ser su creador Dr William Moulton Marson un confeso admirador del BDSM , no se extrañe que la que hiciera de modelo para 5 generaciones de niñas y adolscentes tuviese en su repertorio todo un arsenal de artículos fetichistas: Un Lazo para atar y decir la verdad, Unas esposas que son su protección. Adicionalmente a este referente subrepsticio, la princesa Diana es la única heroína de DC comics que no tiene una pareja. Esto, aparte de hacer las delicias de las fantasías feministas de independencia y fortaleza ( encarnadas como no, en este adusto y severo personaje) , resulta además protagónico de su supuesta condición inmaculada. “Chicas, wonder woman no necesita pareja , wonder woman es una mujer libre e independiente ( con esposas y lazo) Muy por encima del indestructible Superman cuya mayor debilidad conocida no es un pedazo de meteorito verde radioactivo, sino una periodista proactiva y progre conocida por las iniciales LL. Superman puede caer en la tentación, por que es hombre, pero la mujer maravilla, jamás. Esto contribuyó en gran medida a la evolución gráfica del personaje, pasando de usar una falda larga y engorrosa con la que luchaba contra los nazis, a ser una feminazi musculosa, hasta la actual andrógina de líneas simples, diluyendo entre la moderna cultura siquiera un atisbo de femeneidad, a la que sólo rindió homenaje en sus tímidos comienzos. El personaje no pudo ser más plano que Superman: este puedelotodo paladín de principios inexpugnables, pero La mujer maravilla pasa casi desapercibida en cuanto a carácter , determinación, personalidad (curioso que las feministas, más preocupadas de mostrar a una mujer que muele a golpes a sus enemigos masculinos , jamás se hayan percatado de que la mujer maravilla notiene personalidad) de no ser un común referente en casi todas las historietas de DC, sólo en el curioso, pero célebre Superman Rojo de Mark Millar muestra lo que sus autores con animosidad protofeminista le negaron: su condición femenina y su capacidad de amar y sufrir por ello  como cualquier hija de vecino. En este contexto no es extraño que esta pulcra adalíd de la justicia haya sido la primera en cometer asesinato en la crisis infinita, y, para apaciguar a las feministas descontentas para con este trato ( pues sólo los hombres son capaces de tal cosa) , intentaron arreglarla haciendo que las hermanitas inocentes de  Diana en Themyscira fueran perseguidas cruelmente por una legión de hombre malvados ( que para  el feminismo imperante es un concepto redundante).

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.