La Máquina a Tiempo

marzo 29, 2010

El Tiempo desencadenado.

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 4:21 pm

Hubiera esperado sentado en una roca a que viniésen por mi, mientras el tiempo y el universo mismo se hacía polvo ante mis ojos. Curiosa escenificación que se produce como portal introductorio a la novela “Frankenstein Desencadenado”, de Brian Aldiss. ¡Que Dan Simmons se atenga! Aldiss concibe una historia que no sólo es un homenaje sincero y cándido  a Mary Shelley, la autora del Frankenstein original y la precursora directa de la ciencia ficción moderna, sino un homenaje al género. El protagonista es arrancado de su tiempo, cuestión que compromete su cordura con el paso de la narración, hacia la Ginebra del siglo XIX, en cuya cronología se gestan el monstruo de Frankenstein y la novela del mismo nombre. No es coincidencia para nada que Aldiss haya decidido alternar sugestivamente la posición Suiza, cuna del micro mecanicismo y la dialéctica del tiempo (lo cual es una fábula de lo poco que el tiempo y el espacio importan para la generación del protagonista, Joe Bondenland) , sino por el entramado que suponen la famosa inspiración que dio a Shelley para la posterior consecución de la obra por la que sería ampiamente conocida en las los años veideros. Joe Bondenland es incluso, más extranjero a su propio mundo que se cae en pedazos, que a la propia Ginebra romántica; Lejos de las interpretaciones cinematográficas que el cine barato y menos espcializado le dieron al Frankenstein, el monstruo cono tal es digno de elogio: intelectual, apocado, pero resuelto y por sobre todo independiente (con lo cual se prestigia el pensamiento claramente liberal de Shelley) , el monstruo es más creación de Shelley que del propio Viktor Frankenstein, quien realmente es, junto con el tiempo, el que requiere de cadenas. El tiempo mismo es usado como la metáfora ulterior del propio Monstruo, y de la imagen popular que se le otorga al mismo: indomable, impredecible, caótico, y, para efectos de la propia novela, hecho con retazos de otros; las consecuencias directas del accidente de Bondenland traen a Ginebra , a la época y a sus gentes no pueden ser menos catastróficas de las que pudiera, con  mucho empeño, promover la criatura de Frankenstein con sus torpes pero bien intencionadas acciones.  Como si acaso fuera un aparte importante, el encuentro entre Mary Shelley y el personaje no pudo ser menos hermoso. Si acaso alguna vez, nosotros como lectores, nos enamoramos de una obra , y del pensamiento de su autor o autora, Aldiss lo consigue a través de su personaje Joe Bondenland para con Mary Wollstonecraft Godwin (su nombre de soltera), a quién eleva a una categoría de deidad que muy difícilmente la propia Shelley habría soportado. Estas escenas, descritas con la copiosa pero erudita compañía de Lord Byron y Percy Bysshe Shelley , casi que son un relato aparte , de otra novela diferente, pero que conmueve sobremanera tanto al protagonista como al desarrolllo de la obra de Shelley, el Frankenstein, la cual, se escribe al tiempo que se lee. La creación de Frankenstein, artificiosa , pero metódica, compite con el célero deseo de Shelley de su Prometeo y de arrebatarle el poder a Dios como gran y último naturalista. Más Pervertido Frankenstein en sus deseos que su propia criatura. El homúnculo, ajeno al pecado original, es más proclive a encontrar su propio paraíso que a destruir el de otros, asiste y acude a su oximorón con su eva, y con un Joe bondenland transformado en serpiente, no sólo por el bello recuerdo de su encuentro con Shelley, sino por la embotada locura a la que arrojado por el tiempo y los desvaríos de Viktor. Mencione acaso que Simmons debió haber leído y aprendido de esta obra, no sólo por la cuestión del homenaje a un autor en particular ( en el caso de Simmons, John Keats) , sino por su especial y enconado sino con el que pretende convencer en sus cantos de Hyperión para con la fábula de promoteo, la creación , el ser creado y el mesías humano.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: