La Máquina a Tiempo

enero 29, 2010

Herr Mannelig , el Canto de la Señora

Filed under: Música — halsivon @ 4:16 pm


Una de las piezas más representativas del folklore medieval Nórdico  , es Herr MAnnelig, la cual plantea una curiosa plática entre una dama casamentera ( que es una hembra Troll)  y el el señor que ella desea que sea su esposo: Her Mannelig, quien la rechaza, no por ser una Troll, sino por no ser cristiana. El texto, del cual el original se encuentra en lengua escandinava, la cual dio fruto a las dos formas del noruego , el danés y el sueco que conocemos hoy en día así como otros dialectos menores , plantea lo que para el medioevo sueco todavía era una cuestión difícil de abordar, que no es otra que la evangelización de un pueblo con fuertes tradiciones y creencias paganas que aun sobreviven hasta nuestros días. El Tema, que ha sido adaptado en tantas o más ocasiones que el Greensleeves anglosajón, tiene incluso versiones en otras lenguas , como el italiano, siendo esta última la que ha permitido su difusión desde el siglo XVIII ( lo cual no es una sopresa , teniendo en cuenta los movimientos musicales que se originaron en Italia desde el mismo renacimiento) . La Versión , completa incluye el canto melódico de la Troll en cuestión: para la época era normal que fuera cantado por mujeres , dada su naturaleza semi pagana, a nadie le extrañase que la liberalidad nórdica para con el sexo femenino viniese desde entonces,  lo que si nadie menciona es cómo podrían siquiera haber emulado la voz de una Troll Hembra; recordemos lo que son los Trolls en la mitología nórdica no son esos seres que Tolkien y la fantasía heróica catapultaron a la fama, sino seres extra- humanos en todo caso, ajenos a la experiencia humana, sin estar delimitados a na raza o especie en particular; esto incluye un muy amplio espectro de seres , algunos incluso con apariencia bastante humana, aunque se acepta dentro de la concepción popular que el Troll sea emparentado con los jötnar, los célebres gigantes helados con quien Tor armaba camorra. Muchas de las adaptaciones de Herr Mannelig usaban la voz de la contralto de registro suave (como la versión de la agrupación sueca Garmarna) , pero al mismo tiempo con un registro tenaz debajo de la mezzo, pero valiendose del pecho para producir sonidos poderosos, muy buena metáfora de lo que el troll haría a su andar. Recientes versiones usan la voz de soprano ( como la versión de la banda alemana Haggard, quien entre otras viscitudes, usa el texto en italiano), quien contradice los cuentos de hadas derivados del romanticismo europeo quien los hallaba como brutos enormes de fuerza desproporcionada. El sino de la protagonista es claro, como lo debió ser para muchos escandinavos, su deseo de convertirse en humana va más allá del amor personal ( se constata que en ninguna parte del texto ella expresa abiertamente su amor por Mannelig, es más bien su deseo de ser humana) , más el rechazo de este es más que contundente, no se casa con ella por ser una Troll, lo hace por su condición pagana. Esto, es una evidencia de la influencia evangelizadora en la composición del texto, mas no en la música: el texto original posee una base armónica que es propiciada por el sonido de un instrumento de percusión, desconozco en la actualidad que usaban los escandinavos originales para el mismo, ya que el tambor que usan las versiones modernas es el mismo que se usa en las orquestaciones sinfónicas modernas , muy posterior a la fecha de la composición; los sacerdotes y compositores de la época, incluso en la hechura de melodías profanas, negaban el uso de la percusión por considerarlo sinónimo del diablo ( en los infiernos , los demonios torturaban a los pecadores al sonido del tambor ( el cual se usó para marcar el compás de esclavos romanos en galeras y en la construcción, por lo cual no es descabellada esa idea)), de ahí el auge de los intrumentos de cuerda y de viento desde el medioevo.   La Línea melódica corresponde a la solista , la Troll en este caso , quien ruega a su señor por una oportunidad. Las versiones más comunes desconocen al señor como tal, y la línea del señor es cantada también por la solista, por lo que se cree generalmente que herr Mannelig , no existe como personaje dentro dela obra. ( la versión de Haggard aporta la voz masculina, curiosamente cantando el texto de la dama) .

Anuncios

enero 18, 2010

Lo prometido es una deuda de incerto pasado.

Filed under: Manga y Anime — halsivon @ 5:48 pm

Había mencionado alguna vez en mi post “El Gran Desastre de TRC” que apenas terminara de leer el manga realizado a Tsubasa Reservoir Chronicle escribiría al respecto; la razón de mi tardanza, entre otras fue la dificultad de conseguir completo el mismo, pero no tanto como el hecho de que el manga más largo que he leído en mi vida (244 volúmenes). Recordemos que el plan era de hacerlo de la misma cantidad de volúmenes que Card Captor Sakura ( el cual tiene la irrisoria cantidad de 13 en el manga). La historia, que se percibió fascinante , es dibujada toscamente por pésimos herederos de las chicas CLamp, siempre cudiadosas y hasta revolucionarias en cuanto al uso de las sombras, los claroscuros y por sobre todo, la acción. Se nota a leguas que el manga fue un éxito en su país y que correspondió a un alargue sucesivo y hasta imprudente, que no mejoró mucho los aspectos estéticos, lo que no puedo decir de la historia en si. Tal y como sucedió en CCS el inicio del manga y de la serie son prácticamente idénticos, más su posterior evolución recorrió caminos bien diferentes. La industria del comic japonesa es la única que se ufana de no hacer  las mismas historias para manga y para anime, por el simple hecho de que están diseñados para públicos diferentes. El manga, más cuidadoso con la historia, más elaborado y sin tantas pretenciones ( excpeto, indudablemnte, la de la extensión) es una historia complementaria a las patéticas historias del anime de TRC, y en donde suceden y se desarrollan los personajes de diferente manera. Inolvidable fue , los 13 volúmenes que dedicaron a Tomoeda en TRC , fueron brillantes, nostálgicos y bien cuidados, como si la franquicia de CCS fuera ese bello Arbusto de Cerezo que sólo florece en primavera unos días nada más. El final de TRC , los cuales describí en el post “El Gran acierto del final de TRC”, es otro universo aquí; aquí el final y los personajes cambian radicalmente , y evolucionan de distinta manera, precisamente por el hecho de que en el manga se tuvo mucho más tiempo para la gestión de los personajes, tiempo que evidentemente dilapidó la serie animada. Aunque el final (que si existió en el manga) es verdaeramente un dolor de cabeza y para algunos fans, en el alma, que genera esa paranoia clásica de la cual es marca registrada en la industria del comic japonés: ese interludio infinito de que las situaciones jamás tienen resolución, y que la historia es una rueda que gira en manos del destino ( muy sintoísta de parte de ellos) .  Nada de los traumas dramáticos de los Ovas de TRC y por supuesto, el manga tiene el mérito de haberse por fin independizado de XXXholic , cuestión que jamás pudo hacer el anime. Una sorpresa agradable, aunque en el universo de Clamp, todo es posible ( como el viaje de los protagonistas a casi todos los mundos de clamp, incluso wonderland de clamp con sus lésbicas y ecléticas apariciones), resulta conmovedor el hecho de que para el manga, TRC es la legítima segunda parte de CCS, aunque fuera sólo por esos trece volúmenes ( en los cuales se explica qué pasó en Tomoeda después de que Shyaoran regresara de Hong Kong para quedarse con Sakura).

El Nombre del Mundo es una Caja

Filed under: Ciencia Ficción,Cine — halsivon @ 4:49 pm

Si bien es cierto que tres escritores soviéticos ( no vamos a escribirlos, tienen nombres impronunciables) demandaron a James Cameron por el uso y abuso de ideas de ciencia ficción en su reciente, pero no por lo menos taquillera producción cinematográfica Avatar,  así como los realizadores del no tan celebrado filme de animación en 3d “Delgo”, quien debería alzar la primera palabra es la escritora y feminista norteamericana Ursula K. Leguin de quien es bastante posible que ni se haya enterado de los excesos de Avatar en su montaje productivo, ya sea por edad, ya sea por que realmente no le interesa el cine comercial giri; pero la semejanza con su libro “El Nombre del Mundo es Bosque” ( de quien Juan Carlos Moyano hizo un maravilloso Montaje teatral) es evidente. El filme es un pastel muy bien elaborado de efectos visuales en dónde Cameron combina cierto epicidad salvaje traída de la cultura celta, con un sabor a etnia nativo americana. El mensaje ecológico se diluye entre tanto disparo , pero la  metáfora valiosa es la persistencia de la visión; ciertamente el punto de que las cosas no existen hasta que las vemos no es innovación de los panteístas de la realidad de la Escuela Ramtha de la Iluminación que dirigió el filme-documental ¿Y tu qué sabes? (What the Bleep Do We Know!?); este concepto viene de la cúltura nórdica en donde estos seminómadas esteparios dudaban siquiera que la realidad existiese más allá de la parábola de Odín.  La realidad a través de un lisiado ex combatiente es simple , la de un proscrito en paso de convertirse en el líder de todo un pueblo no lo es, de ahí la riqueza del personaje principal ( estoy casi convencido que fue mejor la actuación del ser azul de 3 metros animado por computador que el del actor encarnado lidiando con unas piernas inútiles) ; se roba el show la biología y ecología del lugar , no lo hace ( o por lo menos no para mi) la conexión física a través de prodos que salen por el cabello hacia las bestias y plantas, hubiera sido preferible un contacto menos evidente, y más espiritual; al respecto con eso , cualquier biólogo con cierto gusto por la taxonomía podría cuestionar el hecho de que las bestias cuadrupedas tengan 6 extremidades (curiosa alusión al caballo de 6 piernas de fuego en el que viajaba Thor en la mitología germánica  (por lo cual no son cuadrupedas)) , y los Navi sólo 4, cualquier evolucionista encontraría esto discutible . El diseño de éstos últimos casi toca a todas las culturas aborígenes terrestres , pienso que si hubieran tenido 4 brazos, hubiera sido casi imposible separarlos en el inconciente colectivo de la imagen de Shiva o Kali, por no mencionar lo ofendidos que se hubieran sentido los Brahamanes ante tal exabrupto; ofendidos si, escritores rusos de ciencia ficción, y no he escuchado la primera queja de LeGuin, que si la hizo propinadamanete para la versión televisada de Hallmark de su Terramar. Si lo ponemos a tierra, Cameron tiene el dudoso mérito de haber puesto en el cine el mensaje ecológico de comunión con la naturaleza y la simbiosis perfecta de la que ya vienen hablando los nativos Kogui en Colombia ya tienen desde hace más de 1000 años. Por lo demás , el 3D y la paleta de colores recuerdan a Invernáculo de Brian Aldiss con ecologías tan extraterrestres que permiten ese despliegue que cautiva a quiénes ven el filme. El nombre del mundo es una Caja, de todos los males del hombre encarnados en el glorioso ejército norteamericano (simbología negativa que sólo vi antes en el filme de Disney Pequeños Guerreros) pero que lo salvó en otros filmes como True Lies; , Cameron y sus creativos digitales nos recordaron por qué Tolkien dibujó elfos y por qué para el Vaticano los vengativos ángeles israelitas se convirtieron en Avatares de bondad, belleza y pasión, lo bueno de nosotros mismos , que a veces no sabemos que lo tenemos.

enero 14, 2010

Avatares de nuestro tiempo

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 5:28 pm

Una vez hablaba con F acerca del valor y la intención de la ciencia ficción en la literatura, así como de su propósito ulterior. F sabe 100 veces más ciencia ficción que yo ( recomiendo onerosamente su blogg , Macrocaos), pero de lo que he leído , mi humilde opinión personal es la siguiente; como aporte a la literatura la ciencia ficción entrega bastante: utilizando nuevos métodos narrativos y formas literarias ingeniosas para describir lo imposible, lo ajeno, lo alienígena, incluso lo común pero puesto en otro contexto. Dentro del aporte al mundo de las ciencias, que es en definitiva, lo que el populacho ve en el género ( aparte de uno que otro filmillo de escandaloso presupuesto) , se tiene que decir que su aporta ha sido principlamente en el de estimular la imaginación de aquellos que si hacen ciencia en este mundo: físicos, matemáticos, astrónomos , biólogos, lingüistas, historiadores, filologistas, y hasta politólogos ( ya me harté de las continuas refernecias a Mundo Felíz de Huxley a 1984 de Orwell por parte de los estudiosos sociales). Para desgracia de la humanidad, yo soy ingeniero, un mero traductor del conocimiento cientifico a la tecnología aplicada , pero no por demás indiferente a esto. Verán, el valor de la ciencia ficción para mi se traduce en el hecho de que el mundo en que vivimos es el sueño irredento de quienes, asumiendo papeles secundarios, construyeron este mundo, para bien o para mal, y nos dieron nuestra forma de vida y costumbres bajo las cuales vivimos. Mi intrínseca relación con la ciencia no es para entender los grandes misterios de la humanidad, una organización que funciona mal ya es de por si un misterio; sin embargo, sin el espíritu de emprendimiento comercial sería realmente difícil y entender los avatares de nuestra realidadesy por sobre todo, nuestra historia. Ahí está el valor de la ciencia ficción: estímulo, literario o científico , como un músculo al que hay que fortalecer cada cuanto de la mano de escritores más o menos buenos o más o menos prolíficos, inspiración si se quiere denominar así, para quienes definen nuestra realidad a través de ecuaciones matemáticas o fórmulas físico químicas.

Ill Be back!!

Filed under: General — halsivon @ 4:00 pm

¡¡Volvimos!! Después de serias deliberaciones con mi colega F, y un año sabático auto impuesto, el blogg permanece para aquel que desee leer y opinar; me soprende el hecho de que wordpress no haya cancelado este sitio , a la sazón, no lo había tocado en un año; Muchas gracias a F y a Salva por mantener el enlace a este blogg en mi ausencia.

Blog de WordPress.com.