La Máquina a Tiempo

abril 20, 2009

Doctor Hoffman

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 4:08 pm

Inolvidable recreacion de lo imposible , pero muy posible en una sociedad mestiza y atormentada por sus propios deseos, El Dr. Hoffman y las Infernales Máquinas del Deseo es un libro del que puedo decir que a pesar de que es considero dentro del género de ciencia ficción, es “El libro de la Fantasía”; La indiferencia es la heroína del libro , y la heroína Albertina, el personaje femenino menos narrado de la historia y todavía más encantador, sútil y misterioso; ella y la realidad representadas a través de la sobria personalidad de Desiderio , héroe con matices de villano contra el perverso y a la vez pervertido Dr. Hoffman quien se esconde en su castillo, poblado de máquinas y dispositivos para la representación real de las fantasías, de todas las fantasías; con una narrativa que raya en lo poético y en adjetivos sencillos pero ingeniosos para describir las escenas , y a través de la voz propia de Desiderio, nos estamos inmersos en una trama sórdida y al mismo tiempo bella , con un gran personaje femenino (Albertina Hoffman) , que es a mi juicio, de los personajes mejor elaborados y construidos en la Literatura: siempre cambiante, camufjada en la historia bajo disfraces (las metáforas que usa Desiderio para describirloa son preciosas por el contenido físico de lo que Albertina le produce en su alma) , y el adusto y férreo Ministro, olvidado debido a la propia imposibilidad de su caracterización, cuyo papel sólo se justifica gracias a la supuesta vileza del propio Hoffman ; más sin embargo , y a pesar de lo gris de su personaje, llega incluso a recibir la admiración del propio Desiderio. El doctor es el más ajeno a la trama, y sólo su aparición se hace a través del producto de su trabajo, sus deseos y la breve presencia de quien sería su mentor; sus motivaciones, pródigas , manifestadas en el más evidente coitus interruptus literario de la historia: justo al final, cuando la consumación de los amantes adquiere forma física el hérore toma su papel y opta por la convencionalidad y el tedio de la relación arquetípica del hombre y la mujer, cuando pudo obtener ambos. Para destacar: el idilio hedónico del mundo de los centauros , perfecta narración de acontecimientos tan despreciables como hermosos, casi que se compara con un paraíso visceral , un cielo enajenado por la perfecta comunión del hombre con la bestia.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: