La Máquina a Tiempo

febrero 26, 2008

Johnny el Demónico.

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 4:43 pm

Cuando se realiza el ejercicio imaginativo de recrear al Johnny de Johnny Mnemónico a la adaptación al cine en cuya encarnación estuvo Keanu Reeves, el shock al compararlos es inevitable. Imagino a el Johnny original más joven , menos impetuoso, más cobarde y muchísimo más brillante. El Johnny original es un elemento narrativo indispensable, para introducir al lector en la literatura de Gibson. Las constantes referencias al ser humano , no sólo convivviendo con la tecnología, sino dependiente de ella, física y psicológicamente, como elemento lúdico, como elemento de prestigio social y material (cualquier semejanza con la realidad actual es pura coincidencia) . El ser humano descrito en Johnny ya no es ser humano, pero padece de los vicios que realizan al ser humano actual como tal; ya no es el ser humano, fisológicamente está transformado gracias a la tecnología: lucir como se quiera o se desea ni siquiera es problema, mucho menos una alternativa para los más pudientes:el contrabando y el mercado negro satisafacen todas las demandas, independientemente de la capacidad económica del cliente. 
Inmerso entre toda esta maraña de cables, sólo se puede ser competitivo con argucias materialistas , y por supuesto con lo último en tecnología, provistas y a su vez, por la competencia capitalista de grandes corporaciones, que pagan gustosas a asesinos profesionales por el robo de conocimiento industrial, cuyo backup son estos discos duros móviles, tales como Johnny. La información está al alcance de todos, la tecnología por igual . Imagino aun Johnny, viviendo en el inframundo, con prótesis dentales de colmillos salvajes, riéndose de las megacorporaciones, mientras éstas continúan en su afán capitalista.

mnemmonic.jpg

febrero 11, 2008

El Gran desastre de TRC

Filed under: Manga y Anime — halsivon @ 10:14 pm

Me sumo a la gran cantidad de admiradores que existen (aún hoy, 10 años después), de la serie de manga y anime llamada Card Captor Sakura. Es una serie tan bien hecha (aún con elementos humorísticos inverosimiles), que jamás necesitó de grandes despliegues de animación, o elementos exageradamente impactantes dentro de su historia; ni siquiera de locaciones especiales (toda la serie transcurre en el mismo vecindario).  Para algunos de nosostros, que fuimos más allá y que incluso nos atrevimos a ver las películas dedicadas al tema, pensábamos que el ciclo se había cerrado y que esta serie quedaría ocn un nostálgico y grato recuerdo.

Ahora bien, Clamp decidió hacer una segunda parte.

Tsubasa Reservoir Chronicle es la supuesta segunda parte (sólo por que sus protagonistas son Sakura y Syaoran de nuevo) , esta vez como adolescentes y , la historia más centrada en Syaoran que en Sakura.

He visto la serie (2 temporadas pues la tercera fue cancelada), y el manga respectivo; dejo de manifiesto mi tristeza al ver como menoscabaron , denigraron y desdibujaron a tan maravillosos personajes en una serie pálida a la que podría inlcuso calificar de raquítica. La falta de originalidad es su mayor desatino creativo, al reciclar casi continuamente hasta el hastío, los personajes de varias series de clamp, incluso entre los mismos mundos creados par el propósito del continúo (y a veces parecería tener el calificativo de eterno) viaje de Syaoran y Sakura por los diversos mundos.

La serie (que bien podría denominarse Feather Captor Syaoran) , carece de cronología evidente; está contada a retazos más bien irregulares, en el que cada pedazo es un país (mundo, universo) diferente, la falta de aservo creativo se hace más evidente en cuanto retornan 2 o 3 veces al mismo mundo, para describir una historia que es más macilenta que triste.

El acabose de la serie se presenta en la segunda temporarda, donde el desgano por hacer una serie aceptable ya raya en una falta de respeto para el televidente, al preséntar sucesivos capítulos de relleno que nada aportan a la trama central, ni siquiera al desarrollo de los personajes , o a su construcción personal como individuos.

Lo más triste, (especialmente para los seguidores de la pareja Syaoran , Sakura) es el poco recato con el que los realizadores decidieron redefinir a esta pareja: Syaoran , con una actitud más beligerante, es un líder vacío e inexpresivo, siempre tiene la razón , y sus actitudes y propósitos se logran dilucidar más por el efecto de la música de fondo (cuestión sobre la que hablaré más adelante) , que por el refuerzo dramático de una escena. El Syaoran de CCS era inexpresivo, pero sólo  para efectos temáticos, ya que sus emociones eran más evidentes y conmovedoras.

Sakura es el mayor descalabro de la serie. La Sakura presentada en TRC es tan débil que pareciera que se fuese a romper; es la niña especial en todos los mundos, en una actuación tan pasiva que perfectamente la hubiesen podido sustituir por un objeto con propiedades especiales. En cuanto a su relación con Syaoran, suena más a dependencia emocional y física que a una auténtica pareja cuyo amor está en desarrollo.

En cuanto a los personajes laterales: Kurogane es la fuerza, y a veces pienso que sólo lo pusieron ahí sólo como el elemento de contención de masas hóstiles, ya que sólo aparece para enfrentar bandas de enemigos, ah y para darle una pareja heterosexual a Tomoyo (la otra que fue totalmente desdibujada, tanto que cuando la quisieron reconstruir a la imagen de la Tomoyo de CCS, la terminaron de destruir), y Fye, que fue un gran acierto al principo de la serie con su tono burlón, su risita descarada y el cero stress que siempre presenta aún en la dificultad más certera; terminó siendo un adorno más con diálogos tan planos como el diseño del personaje. Por último, la inevitable mascota: Mokona (de Magic Knight Rayearth) , aquí con voz propia, es prácticamente al equipo de búsqueda de plumas, lo que el afrodescendiente Phil Morris era en la serie televisada Misión Imposible:  la mitad del equipo, incluso en el poco atino humorístico que de vez en cuando pretende presentar la serie: El peluche es quien los transporta de mundo en mundo, es un guardarropa infinito (léase El equipaje del mundo disco), posee 121 habilidades, todas secretas que resultan ser convenientemente útiles , cuendo es conveniente . Fuera de eso es mágico , sirve de teléfono celular interdimensional , y sin él, no cabría la posibilidad de que los personajes pudieran comunicarse entre sí (ya que hablan diferentes lenguajes)

La serie fue un verdadero fracaso, estaba planeada para 3 temporadas con 70 capítulos y 2 películas (ni para qué hablo de la película), tal y como fue hecha CCS.

Lo único  rescatable es la música, está presente en todo momento y es un elemento realmente importante en la trama; hubiera sido preferible que los personajes fuesen mudos y la música explicase todas las escenas. Cada personaje tiene su propia música (la de Sakura es de un dulce empalagoso insoportable) Shyaoran es la decisión, Kurogane es la fuerza, Fye, el misterio, y Mokona, el bufón (debieran tener más respeto con esete bicho)

El dibujo es tan sobrio y minimalista que se queda uno con la sensación de que fue dibujada , animada , producida para TV y escrita por una sola persona (es esa la sensación de bajísimo presupuesto el que produce al verla)

Sobre la segunda mitad de la segunda temporada intentaron salvar este barco, haciendo constantes referencias al CCS, (como el capítulo de relleno en el que hace su aparición Kero), y el acabose fue total cuando se le intentó promocionar con este poster:

1172993784289cg2.jpg

La serie terminó en el total abandono, los 3 capítulos finales de la segunda temporada forzaron tanto una trama que prometía una elongación que a fin de cuentas nunca existió, un mal final para una pésima serie.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.