La Máquina a Tiempo

enero 17, 2008

Las 3 Estaciones

Filed under: Ciencia Ficción — halsivon @ 8:26 pm

Al leer la saga de Heliconia, imaginaba un mundo en un sistema binario, lo cual es , según los astrónomos, la norma en el universo (para lo cual , nuestro solitario sol es una rareza), y agregar un planeta con vida en él; esa es la premisa de la saga de Heliconia , de Brian Aldiss; el tema astronómico es puesto en relieve de manera modesta, y aún así, tenaz al mismo tiempo: el tema está ahí, haciendo la acción de background, subyacente apenas por comentarios y diálogos de los personajes; apenas perceptibles en la narrativa general que otorga al lector un panorama que ya da por hecho, y que no obstante, es la escencia por la cual se mueven las culturas y las acciones de los personajes mismos.

En heliconia Primavera, la puesta en escenario es tímida, y violenta en un principio (para aquellos que veneran las películas cuyos primeros 20 minutos son sencillamente impactantes), tenemos una escena que difíclmente se escapará de nuestra memoria (nunca olvidaré como recreaba aquella manada en el gris invierno, casi a blanco y negro). El entorno en Primavera cambia casi tan gradualmente que cuando menos se lo espera estamos en plena primavera y no supimos a ciencia cierta cuándo fue eso. También está el cambio en la humanidad (asumiendo que los habitantes y principales objetos de narración de Aldiss sean Humanos), cuestión que engaña al lector, que asume inmediatamente la forma humana en estos protagonistas (he visto incluso, ilustraciones de los usos y las ropa de los habitantes de Heliconia Invierno y Verano por Internet, inlcuso algunos más atrevidos, y al mismo tiempo más audaces y válidos en el contexto: ilustraciones de los phagors):

phagor.gif

El Phagor presentado aquí es  un minotauro con excepcional musculatura humana (cuestión que el Autor recalca , es acerca de la extraña composición muscular y ósea de estas criaturas, el angulo imposible, o en mejores términos, increíble en el que pueden doblar sus extremidades) . La única referencia visible al compararlos, o , equipararlos al toro o la vaca terrestre son la cornamenta (la referencia a la raza de 2 filos) , y el hocico.

Los Humanos de Heliconia son eso, humanos, en un ambiente medieval, de raza caucásica , lo cual es un el eterno problema con la interpretación mental del lector norteamericano promedio: todos los protagonistas son blancos, y si vienen de una historia con algún aire de fantasía épica, los vestidos y usos son medievales, muy al estilo de “Lord of The Rings” o “Conan”.

human.gif

Es en ese sentido en que se prefiero las portadas con una específica o vana alusión al escenario descrito o al motivo del libro, o inlcuso al mismo título:

heliconiaprimavera.jpg

Esta es la portada de Ediciones Minotauro de Heliconia Primavera, merece ser  una portada decente. Los soles Freyr y Batalix, están ambos en la ilustración , sólo que el astro blanco, en este caso Freyr , aparece como reflejo de Batalix en el agua, muy conveniente a la hora de elegir metáforas que incluyan la relación cuasi-simbiótica entre phagors y heliconianos (lo cual es una falacia, pues por definición los phagors son Heliconianos), pero es que me abstengo de llamarlos humanos para evitar confusiones futuras. Los heliconianos en Hurdhru, el idioma puente entre phagors y heliconianos, son denominados los “hijos de Freyr” , los que traen la desgracia al pueblo phagor.

Freyr es entonces el astro vil , lo cual se hace patente en Heliconia Verano, cuando ocurre el perihelio con aquel sol.  ¿Entonces los phagors son los hijos de la débil gigante roja Batalix? Es una suposición , apresurada, me atrevería a decir que son los auténticos hijos de Heliconia, anuque el mismo mundo, Heliconia, como tal , luce (o mejor expresado, el lector puede llegar a imaginar) como un mundo perfectamente terretre o terraformado (no he leído Heliconia Invierno , así que esta suposición es más que atrevida (lo cual me lleva a otra , si Heliconia es en efecto un mundo terraformado, recordemos que para los phagors el agua es letal, pero para los simios también), podría suponerese que los heliconianos son un estadio evolutivo humano adaptado a Heliconia, con todo y la plaga heliconiana que impide a los habitantes del Avernus a a venturarse más allá de sus deseos, o de los deseos de la propia plaga, eso justificaría el porqué hay agua, y porqué es letal para los phagors) .

Existen además , otras dos especies que cobran un relevante protagonismo a partir de Verano: los Madis (y esas extrañas alusiones a su naturaleza de pájaro, más por su fisonomía que por sus costumbres) , y los habitantes del Avernus .

Avernus es el narrador, una estación que gira en órbita del planeta, registrando todo , desde lo más nimio, hasta las fuerzas que deponen gobiernos. Toda esta data es transmitida a la tierra, a 3000 años luz de distancia , hacia nosotros, hacia el lector. Tenemos una ventaja sobre el espectador terrestre, que según la narración se aglutina en anfiteatros con enormes pantallas de video: Avernus es tomado en cuenta , como si las letras que transmiten el lenguaje del texto escrito de pronto cobraran importnacia para nosostros y se entrometieran en la historia.  En Verano el Avernus y su naturaleza es puesta en mejor evidencia que en  Primavera, donde las narraciones que involucraban a dicha estación se encontraban usualmente al comienzo o al final de determinados capítulos, en su papel introductorio, Primavera hace menos caso al estación que al mundo.

Es interesante observar como la mente traza ciertas analogías (no es un estadio nuevo dentro de la ciencia ficción , al no conocer paralelos en la realidad para lo narrado (lo de las ilustraciones  puestas aquí anteriormente no entra dentro de la  suposición o la analogía,  es el acabose), imaginar a las mielas como caballos es un principio, imaginar a los heliconianos como humanos, no es ningún pecado, incluso es algo que resulta necesario para aferrarse de alguna estructura para soportar ciertas escenas; la civilización, y su cambio de acuerdo a las estaciones no es nada nuevo en nuestro mundo, para ello, prefiero citar la relación humana-phagor (otra vez), como el soporte estructural que hace que las civilizaciones heliconianas crezcan o caigan ; el phagor es más que un nativo para el narrador, o un silencioso enemigo: Es elemento pilar de los acontecimientos; el narrador, al revelar partes del pensamiento que motivaba al phagor y su entorno, (hace eso mismo con los madis y los habitantes del Avernus), nos introduce en el mundo del verdadero extraterrestre. Entonces, el enemigo por antonomasia del phagor es humano, y es irresistible no asociarse con él , o no comulgar con su pensamiento al heliconiano promedio, cayendo a veces en la xenofobia (que abunda en la saga). En verano, el nuevo enemigo , el elemento de asociación se llama Billy Xao Pin , y phagors y heliconianos son el elemento xeno . Olvidamos que estos “humanos” del avernus , son seres puestos en una lata fría a moverse en el espacio, que más de una generación ha estado en esa lata con la prosaica misión de registrar todo lo ocurrido en Heliconia, y que han sido condicionados, quién sabe como, a seguir haciendo eso , por más de una generación.

Por último están la apacible raza de los madis, cuya aparición fue incluso forzada dentro de la saga, y el misterio mejor guardado de la saga al mismo tiempo. Se alcanza a ver un poco de su extraño propósito y pensamiento en Verano, donde su viaje (que lleva siglos) , y cuyo final, propósito o ulterior razón sólo es conocida por ellos mismos , adquiere una atenuación muy épica , hasta romántica, un viaje , por muchos mundos, todos courridos en Heliconia.

2 comentarios »

  1. Esta es una de esas series que tengo en mi lista de ‘leer pronto’😉 yo solo he leido un par de cosas ancestrales de Aldiss, pero me impactaron muchisimo :D!

    Comentario por salva — enero 22, 2008 @ 3:26 am | Responder

  2. Estoy leyendo primavera pero no sabia que era una trilogía y ya me había leído invierno, lo cierto es que es alucinante la ambientación de los los escenarios bajo los soles batalix y freyr, ah muy bueno tu análisis. yo imagino a los phagor mas como cabras que como vacas jeje

    Comentario por Nandor — febrero 14, 2012 @ 6:40 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: