La Máquina a Tiempo

enero 18, 2010

El Nombre del Mundo es una Caja

Filed under: Ciencia Ficción,Cine — halsivon @ 4:49 pm

Si bien es cierto que tres escritores soviéticos ( no vamos a escribirlos, tienen nombres impronunciables) demandaron a James Cameron por el uso y abuso de ideas de ciencia ficción en su reciente, pero no por lo menos taquillera producción cinematográfica Avatar,  así como los realizadores del no tan celebrado filme de animación en 3d “Delgo”, quien debería alzar la primera palabra es la escritora y feminista norteamericana Ursula K. Leguin de quien es bastante posible que ni se haya enterado de los excesos de Avatar en su montaje productivo, ya sea por edad, ya sea por que realmente no le interesa el cine comercial giri; pero la semejanza con su libro “El Nombre del Mundo es Bosque” ( de quien Juan Carlos Moyano hizo un maravilloso Montaje teatral) es evidente. El filme es un pastel muy bien elaborado de efectos visuales en dónde Cameron combina cierto epicidad salvaje traída de la cultura celta, con un sabor a etnia nativo americana. El mensaje ecológico se diluye entre tanto disparo , pero la  metáfora valiosa es la persistencia de la visión; ciertamente el punto de que las cosas no existen hasta que las vemos no es innovación de los panteístas de la realidad de la Escuela Ramtha de la Iluminación que dirigió el filme-documental ¿Y tu qué sabes? (What the Bleep Do We Know!?); este concepto viene de la cúltura nórdica en donde estos seminómadas esteparios dudaban siquiera que la realidad existiese más allá de la parábola de Odín.  La realidad a través de un lisiado ex combatiente es simple , la de un proscrito en paso de convertirse en el líder de todo un pueblo no lo es, de ahí la riqueza del personaje principal ( estoy casi convencido que fue mejor la actuación del ser azul de 3 metros animado por computador que el del actor encarnado lidiando con unas piernas inútiles) ; se roba el show la biología y ecología del lugar , no lo hace ( o por lo menos no para mi) la conexión física a través de prodos que salen por el cabello hacia las bestias y plantas, hubiera sido preferible un contacto menos evidente, y más espiritual; al respecto con eso , cualquier biólogo con cierto gusto por la taxonomía podría cuestionar el hecho de que las bestias cuadrupedas tengan 6 extremidades (curiosa alusión al caballo de 6 piernas de fuego en el que viajaba Thor en la mitología germánica  (por lo cual no son cuadrupedas)) , y los Navi sólo 4, cualquier evolucionista encontraría esto discutible . El diseño de éstos últimos casi toca a todas las culturas aborígenes terrestres , pienso que si hubieran tenido 4 brazos, hubiera sido casi imposible separarlos en el inconciente colectivo de la imagen de Shiva o Kali, por no mencionar lo ofendidos que se hubieran sentido los Brahamanes ante tal exabrupto; ofendidos si, escritores rusos de ciencia ficción, y no he escuchado la primera queja de LeGuin, que si la hizo propinadamanete para la versión televisada de Hallmark de su Terramar. Si lo ponemos a tierra, Cameron tiene el dudoso mérito de haber puesto en el cine el mensaje ecológico de comunión con la naturaleza y la simbiosis perfecta de la que ya vienen hablando los nativos Kogui en Colombia ya tienen desde hace más de 1000 años. Por lo demás , el 3D y la paleta de colores recuerdan a Invernáculo de Brian Aldiss con ecologías tan extraterrestres que permiten ese despliegue que cautiva a quiénes ven el filme. El nombre del mundo es una Caja, de todos los males del hombre encarnados en el glorioso ejército norteamericano (simbología negativa que sólo vi antes en el filme de Disney Pequeños Guerreros) pero que lo salvó en otros filmes como True Lies; , Cameron y sus creativos digitales nos recordaron por qué Tolkien dibujó elfos y por qué para el Vaticano los vengativos ángeles israelitas se convirtieron en Avatares de bondad, belleza y pasión, lo bueno de nosotros mismos , que a veces no sabemos que lo tenemos.

About these ads

2 comentarios »

  1. no parece que no le hubiera gustado.

    una corrección: a menos que exista otra adaptación al teatro de la cual no me haya enterado, la versión de “El nombre del mundo” es de Juan Carlos Moyano, director del Teatro Tierra.

    aquí hay otra excelente reseña (o debería decir carnicería) (aún así muy buena) de Avatar, por si le interesa:

    http://jsalarias.blogspot.com/2010/01/finalmente.html

    Comentario por f. — enero 18, 2010 @ 6:29 pm | Responder

  2. “El mensaje ecológico se diluye entre tanto disparo”

    Que buena frase ;)… Por cierto, que a mi la biología y ecología de Pandora, pues no me llamaron mucho la atención. Es decir, no niego que están muy bien animadas, pero las plantas, pues son las mismas plantas que se ven en los bosques de por aquí, y los animales, pues más bien quimeras de los mismos animales de que siempre hemos visto en nuestra verdadera tierra :P.

    Que bueno lo de traer a colación los oníricos paisajes de El lento morir de la tierra–como se titulaba mi versión de invernaculo ;)–cuando vuelva a ver la pelí, (que sera en un omnibus, o algo así) voy a ignorar todo y voy a pensar en que estoy viendo una adaptación de esa linda novela de Adliss pero que alguien incendio algún radio con una historia de indios y vaqueros y por eso no se escucha lo que pasa… [Por cierto, la historia de invernaculo se adapta sin saberlo, mucho mejor al mundo de Pandora xD]

    Comentario por salva — enero 21, 2010 @ 4:46 am | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: